Tim-Cook-Apple-Keynote

De seguro han estado leyendo por todas las redes sociales el tema de Apple vs FBI y el Caso San Bernardino, es un tema muy local de Estados Unidos que se ha hecho viral por las implicaciones que puede tener a nivel mundial, todo esto se reduce a una pregunta complicada ¿Cambiarían su privacidad por seguridad?

Vamos por partes para ver como está el asunto.


El Caso San Bernardino

2 de Diciembre de 2015, San Bernardino, California, un tiroteo durante el banquete del Departamento de Salud Pública del condado de San Bernardino deja 14 muertos y 17 heridos. 3 sospechosos se dan a la fuga, son perseguidos por el FBI y SWAT, dos de los sospechosos mueren y el tercero es capturado. El Estado Islámico asume el crédito por la tragedia sucedida.


El problema es, que el tercer sospechoso tenía en su posesión un iPhone 5c, protegido con clave; Apple siempre ha estado a favor de la encriptación de sus dispositivos, para proteger los datos personales de sus usuarios, como datos bancarios, contraseñas, datos médicos y ha declarado en muchas ocasiones que no tiene manera de entrar en iPhones con iOS 8 o posterior sin la clave del usuario.

El FBI le entregó a Apple una orden judicial para ayudar en el caso, sin embargo, lo que el FBI está pidiendo específicamente es hackear el iPhone o crear una versión especial de iOS que no contenga las medidas de seguridad para poder entrar al teléfono por única ocasión.

La respuesta de Apple no se hizo esperar, es más, Tim Cook llegó tan lejos como para publicar una carta abierta respecto del tema, pueden leer esa carta aquí.

Apple se está oponiendo a esta orden judicial y apelará en la corte.

Este tema no puede tomarse a la ligera, hay muchas formas de interpretar lo que está pasando. Algunos de los temas más debatidos son:

¿Qué es exactamente lo que quiere el FBI?

Ya van dos meses de investigación y pareciera que el FBI considera que el iPhone es una pieza clave en la investigación, si este sospechoso estuvo involucrado es de esperarse que tenga rastros de pólvora, huellas en la camioneta que usaron para huir o en las armas que usaron, nexos con los otros dos sospechosos, identificación de testigos, etc…

Los registros de llamadas se pueden obtener a través de un carrier como lo son AT&T o Telcel, los correos electrónicos están alojados en servidores ¿Qué es exactamente lo que el FBI necesita obtener de ese iPhone? ¿Las fotos, notas, mensajes? Esto es tenebroso por el hecho de que si el FBI está tan desesperado por obtener esa información es porque no tiene pruebas físicas suficientes. Lo cual sinceramente opino que no es el caso…

¿Qué es lo que ‘REALMENTE’ quiere el FBI?

Algunas personas se están planteando la idea de que el FBI está usando este caso como una excusa para que haya un antecedente legal de que en realidad Apple puede hackear el iPhone de un usuario y utilizar eso como base una y otra vez para hackear todos los iPhones posibles. Después de que Edward Snowden balconeó a la CIA y la NSA esto es algo que a los ciudadanos americanos no le agrada ni tantito.

El problema aquí es que gobiernos de otros países como México, Inglaterra, Rusia y China ya están contemplando sus propias leyes de ciber espionaje a ciudadanos, estos gobiernos se preguntarían, si ya lo hiciste en EUA ¿Por qué no lo haces aquí?

¿Qué debería hacer Apple?

Sinceramente no tengo idea, claro, quiero que a estos terroristas y a cualquier criminal se la dejan caer completita (hablo de la Ley, cochin@s) pero me preocupa que todos los gobiernos están afirmando que necesitan tener un régimen tipo BigBrother para ofrecernos seguridad (eso funciono muy bien en V For Vendetta), eso, al menos desde mi punto de vista, muestra falta de ideas, carencia de progreso e ineptitud por parte del poder judicial para adaptarse a este nuevo mundo digital.

¿Ustedes estarían de acuerdo que nuestro gobierno y sus nexos con el Narco tuvieran herramientas para espiarnos a placer?

O

¿El fin justifica los medios?

Aquellos que cederían la libertad esencial para adquirir una pequeña seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad.

-Benjamín Franklin-