Cuando salió el iPhone 6 Apple enfrentó un graaaaan problema publicitario, Bendgadte, Lewis Hilsenteger del canal Unbox Therapy mostraba en sus videos que el iPhone 6 podía doblarse con cierta facilidad, lo que llevó a un sin número de memes y el mito de que el iPhone 6 se doblaba fácilmente.

Y digo mito porque al final se necesitaba aplicar presión en una zona muy específica para que el smartphone se doblase, al aplicar las pruebas con otros aparatos insignia de Android resultó que el Galaxy S6 Edge era más frágil que el iPhone 6.

La zona de los botones de volumen resultó ser el talón de Aquiles
La zona de los botones de volumen resultó ser el talón de Aquiles

Pues parece que Apple le prestó mucho interés a esto y no está dispuesta a volver a cometer este error, en un nuevo video, Lewis proclama tener una placa trasera de un iPhone 6S, que demuestra tener unos cuantos cambios internos, les dejo el video a continuación:

De ser cierto esto, el iPhone 6S podría tener un cuerpo de Aluminio serie 7000, el mismo tipo de material que tiene el Apple Watch y le daría al iPhone un 50-60% más de resistencia que su predecesor.

Al igual que iOS 9, parece que el iPhone 6S busca perfeccionar la experiencia del usuario y eso se agradece mucho.

Anuncios