Existe un término que se ha vuelto popular en los últimos años, iPhoneography, o sea, practicar la fotografía usando únicamente el iPhone; nuestro querido smartphone con la manzana mordida se convirtió en la cámara de bolsillo más popular del mundo, esto es tan cierto que los iPhone 6, 5S y 5 dominan los rankings en Flickr como las cámaras más usadas; ya están en el pasado los días en que veíamos cámaras Sony, Nikon o Canon en nuestras reuniones familiares, conciertos, fiestas con los amigos o graduaciones, ahora sólo vemos iPhones, aquí te van 3 tips súper útiles que harán que tus fotos (y selfies) se vean asombrosas.

1.- Regla de los tercios

Ve a Ajustes > Fotos y Cámara y activa la cuadrícula; cada vez que tomes una fotografía trata de ubicar el tema principal (puede ser un objeto, una persona etc.) en la intersección de la cuadrícula, esto ayuda a darle una mejor composición a la fotografía pues el ojo ve primero estos lugares.

Una de las flores queda justo en una intersección

2.- Iluminación

Personalmente, siempre trato de tomar mis fotografías con luz indirecta, esto es, que haya una buena iluminación pero que la no esté directamente sobre nuestro tema, por ejemplo en un parque, bajo la sombra de los árboles o de alguna pared, esto hace a la imagen más suave, evitamos ese efecto quemado o brilloso que la luz deja sobre nuestro tema, es más fácil para las personas tomarse selfies o fotos en grupo, no saldrán con los ojos cerrados por la luz y podrán mirar directamente a la cámara.


3.- Exposición

¿Sabías que la cámara reacciona y se ajusta a la luz dependiendo de dónde hagas el enfoque? Si enfocas en un lugar con mucha luz la cámara lo compensará oscureciendo el resto de la fotografía, esto es con el fin de que esa parte iluminada que enfocaste se vea lo más detallada posible, por otro lado, si haces enfoque en una zona muy oscura, el lente se volverá más sensible a la luz y la mayor parte de tu fotografía se verá “quemada”, lo más recomendable en estos casos sería usar el modo HDR y tratar de enfocar en un punto medio.

Ambas fotografìas se tomaron a la misma hora, sólo se cambio el lugar de enfoque y la exposición cambio.

Ojo! Esto no significa que sea malo jugar con la exposición, con un poquito de práctica puedes sacar tu artista interior y tener resultados increíbles. Es divertido ver con qué resultados puedes encontrarte.

Genial!
 

Anuncios